¿Con o sin AFP? El futuro de las pensiones según los seis candidatos a primarias presidenciales

Los diagnósticos coinciden en que el sistema como está no da para más. Mientras en Chile Vamos las propuestas varían en cuanto a mantener o no las AFP, en Apruebo Dignidad ambos candidatos quieren el fin de las administradoras.


Contactar al autor

Compartir artículo en:
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

Según Fundación Sol, desde su creación las AFP han tenido ganancias históricas que suman un total superior a 7 billones de pesos. Mientras, el 50% de las pensiones autofinanciadas de vejez pagadas a enero de 2021 por las AFP son menores a $160 mil.

Ese es uno de los principales y grandes problemas que hoy enfrenta nuestro actual sistema de pensiones: que enriquece a algunos, pero no a las y los trabajadores.

Es por eso que los seis candidatos a primarias presidenciales tienen claro que el sistema de las AFP como se encuentra hoy debe actualizarse, debe cambiar. Pero ¿cambiar hacia dónde? ¿Cambiar qué? ¿Eliminarlo?

Estos son los programas de cada uno de los candidatos de los pactos Chile Vamos y Apruebo Dignidad en materia de pensiones. Programas que cada uno de los candidatos y sus comandos tienen disponibles en la página del Servicio Electoral –aunque a veces tuvimos que recurrir a otras fuentes, por falta de información–.

Opción 1: Joaquín Lavín

Tal como aparece en el Servel y como también lo han manifestado en redes sociales, las seis páginas que se encuentran disponibles públicamente no son el programa de gobierno del candidato de la Unión Demócrata Independiente (UDI) Joaquín Lavín, más bien son las “bases programáticas”, pues “aún no lanzan en 100% el programa”, según nos indicó una fuente del comando.

En las “bases programáticas” del actual edil de Las Condes, no se profundiza mucho el tema de las pensiones, y más bien parecen frases propagandísticas y rimbombantes que, hasta ahora, nadie sabe cómo se van a ejecutar.

En la propuesta número 6 (de 10) en el escueto documento de seis páginas, propone “una sociedad integrada y justa, con una salud oportuna y mejores pensiones”. Esa es la única vez que se refiere al tema, especificando en ese mismo párrafo que esta sociedad debería “generar las condiciones básicas de apoyo a las personas para diferentes momentos de su vida, y realmente vea a todas las chilenas y chilenos como iguales en dignidad y derechos”.

El 17 de junio un medio digital –al parecer, el medio oficial del candidato de la UDI– publicó otro documento de “bases programáticas”, una presentación titulada Unidos por un nuevo Chile, con lúdicas imágenes, tipo diapositivas, donde se puede encontrar mayor información en materia de pensiones.

En este punto, Lavín propone aumentar las pensiones en personas mayores de 80 años a $250 mil, agregando que “todos los chilenos del 60% más vulnerable tendrán un piso de $177 mil de pensión y, sobre eso, complementarán con sus ahorros”.

También se refiere a una pensión básica, detallando que está “beneficiará al 100% de quienes lleguen a la cuarta edad. Partiendo por los que hoy tengan 80 años”.

Para finalizar, categórico es al proponer que ”los ahorros previsionales que están en la AFP son de las personas” y que no permitirá que “se apropien, nacionalicen o expropien esos fondos”. De esta forma, plantea continuar con las AFP.

Opción 2: Ignacio Briones

“Urge reformar el sistema de pensiones”, expresa en su programa de 68 páginas, titulado Un nuevo comienzo: lineamientos de un programa de gobierno para volver a confiar, el candidato de Evolución Política (Evópoli), Ignacio Briones.

Briones habla en su programa que el propósito de esta reforma es lograr “una jubilación digna”. Pero, ¿cómo?

En cuanto al sistema en general, Briones plantea en su programa que los dineros de las cuentas sean administrados por un “organismo competente”, que tenga la misión de invertir el dinero “cuidando los costos de administración y una adecuada diversificación de las inversiones”.

En la presentación de su propuesta de pensiones la semana pasada –que está disponible en la página de Evópoli y que incluye más detalles que el programa– se precisa que se licitaría “la gestión de inversiones del total de la cartera de afiliados, a la institución o consorcio de instituciones que cobren la menor comisión, según mercado nacional, extranjero y tipo de activo. Un consejo consultivo experto definirá el perfil de inversión y utilizará una subasta para pagar las menores comisiones posibles. Con esta medida, lo que se busca es que no sea el ciudadano el que se preocupe de la opción más rentable, al tiempo que bajar las comisiones actualmente existentes, lo que beneficia directamente a los afiliados”.

En el papel, esto significaría el fin del sistema de AFP como lo conocemos.

Para incrementar los ahorros el candidato de Evópoli plantea varias herramientas. En primer lugar, la “Capitalización Solidaria”: un aporte estatal desde el momento del nacimiento para complementar el ahorro personal, mediante una transferencia directa y regular a cuentas individuales, que continuaría independiente de la situación laboral.

No se especifican los montos y periodicidad de los depósitos, pero según la presentación de la propuesta de pensiones “permitirá a cada chileno tener un fondo adicional aproximado de $27 millones al momento de jubilar, aumentando así su pensión en $110.000 adicionales”.

Marcha no + afp pensiones
Marcha No + AFP en 2016. FELVALEN

También Briones impulsaría el “ahorro a través del consumo”, que significaría aportar el 1% del valor de cada bien comprado. El fondo total recaudado sería distribuido de manera equitativa.

Por último, se propone incentivar el ahorro voluntario y adicional, permitiendo a los trabajadores acceder a esos fondo eventualmente como un “autopréstamo para financiar la compra de una vivienda o hacer frente a crisis económica”.

En cuanto a las personas actualmente jubiladas, promueve lo que llama una “Transferencia Universal de Vejez”: $80 mil pesos para los jubilados pertenecientes al 80% de la población más vulnerable. “Esta transferencia se irá reduciendo progresivamente con los beneficios derivados de la Capitalización Solidaria a medida que más y más personas hayan recibido esta última”, expresa el programa.

Opción 3: Sebastián Sichel

El único candidato “independiente” del pacto Chile Vamos, Sebastián Sichel, presentó su programa al Servel Un Chile que tenga a las personas en el centro, con ninguna propuesta sobre pensiones.

Sin embargo, en su página oficial se refiere más detalladamente al tema, bajo la premisa “por una pensión básica universal y un ahorro previsional fortalecido”.

Aquí, el expresidente de BancoEstado plantea una reforma al actual sistema de pensiones, dejando en claro que el nuevo sistema debería ser “más simple, que las personas comprendan, y que al mismo tiempo sea más justo, eficiente y sostenible”.

Sichel propone “avanzar hacia una pensión básica universal, mejorando la pensión básica solidaria (PBS) y el aporte previsional solidario (APS)”.

En este aspecto, sugiere aumentar la pensión mínima que otorga el Estado (PBS) para quienes nunca ahorraron en el sistema previsional al nivel de la línea de pobreza ($177 mil). Además, propone aumentar el APS a “$177 mil sin descuento alguno” para todos aquellos que hayan ahorrado y cuya pensión no alcance el ingreso mínimo líquido de $270 mil. El aporte será “gradualmente decreciente” una vez que se haya alcanzado ese ingreso mínimo líquido.

Según el exministro de Desarrollo Social, esta iniciativa implicará “aumentos adicionales en las pensiones de $50 mil para cerca del 95% de los pensionados actuales”.

Para mejorar las pensiones futuras, el candidato independiente sugiere que hay que “poner fin al actual modelo de AFP”, dándole la opción a los trabajadores de qué institución desea que le administre sus fondos: si una institución del Estado, una institución privada con fines de lucro o una institución privada sin fines de lucro.

Para tener esta oferta de administradoras de fondos, Sichel plantea la creación de una “administradora estatal que compita en igualdad de condiciones para ofrecer el servicio de gestión de cuentas, de inversiones o ambos”.

Además, postula “disponer de cierto monto de ahorro previsional para completar el pie necesario para adquirir una primera vivienda, con devolución posterior de fondos”, “utilizar los fondos para gastos de salud catastróficos” y “desarrollar un sistema de ajuste gradual de parámetros de retiro para que la edad de jubilación se adapte a los avances en salud y las expectativas de vida”.

Opción 4: Mario Desbordes

Bajo el lema “Juntos el Chile que queremos“, el candidato de Renovación Nacional (RN), Mario Desbordes, presentó un programa de 41 páginas al Servel en el que plantea una reforma de pensiones con los objetivos principales de “mejorar las pensiones más bajas hoy y asegurar el correcto financiamiento de las pensiones en el futuro”.

Para mejorar las pensiones actuales, el exministro de Defensa plantea que “se debe compatibilizar el financiamiento directo, para mejorar las pensiones hoy, aumentando las cotizaciones en cuenta individual de modo que este aporte directo vaya decreciendo progresivamente en el tiempo”.

Según el programa del exdiputado por el distrito 8, “la institucionalidad de las AFPs se encuentra en un punto de insostenibilidad” por los continuos retiros de 10%. Sin embargo, expresa que “la capitalización individual es la única solución financieramente viable en un contexto de envejecimiento del país”.

Por lo mismo, el candidato RN propone reformular el sistema de pensiones, separando las funciones de captación y administración de los clientes, con la decisión de inversión de los fondos. “Se alinearán los incentivos comerciales, por un lado, y los incentivos de buena práctica de inversiones, por el otro”, se lee en el programa.

Adicional al programa, en la página web de Desbordes se profundiza en sus propuestas. Allí especifica que, si es presidente, promoverá que el 6% de cotización adicional de la reforma que está en el Congreso vaya a parar a las cuentas individuales.

También propone un aporte estatal de $1 millón para que cada recién nacido cotice –especifica que quizás se podría focalizar en los tres primeros quintiles–; modificar las tablas de mortalidad a la expectativa de vida real, sin que esta sobrepase los 90 años, y que el Estado deposite mensualmente $10 mil desde los 18 años a todo aquel que no genere ingresos, para evitar lagunas previsionales.

Sobre la pensión básica universal, propuesta por otro candidato del pacto Chile Vamos, Desbordes plantea en su programa que “debe estudiarse su factibilidad”, pues según el candidato RN esta pensión debería estar “condicionada con criterios de residencia en el país y compensable a través del impuesto a las herencias en el caso de las personas de alto patrimonio”.

Opción 5: Gabriel Boric

El candidato de Convergencia Social (CS) y apoyado por el Frente Amplio plantea en su programa de 74 páginas “un nuevo sistema de previsión social: sin AFP y solidario”. Cataloga al actual sistema de pensiones como “insuficiente” y lo hace responsable de la “decepción y pobreza” que hoy tienen los pensionados, “precarizando su calidad de vida, mientras las AFP y sus dueños obtienen altas utilidades”.

Por eso, el actual diputado del distrito 28 propone avanzar hacia un sistema que entregue, efectivamente, seguridad social, asegurando que los principales problemas del actual sistema de pensiones son “la insuficiencia, la falta de seguridad social y la falta de legitimidad”.

El programa de Boric expone que hay que “terminar con la administración privada y el mercado de las AFP, reforzando el rol del Estado”, creando un ente público autónomo que se encargue de administrar los fondos de pensiones, “junto a un Consejo Paritario, el cual debe estar integrado por representantes de afiliados, quienes decidirán, entre otras materias, la política de inversión de los fondos previsionales y la designación de directores en las empresas en que se invierten dichos fondos”, y quien será el responsable de buscar otros mecanismos de participación directa y fortalecer la comisión de usuarios.

Propone también la creación de un Fondo Solidario Colectivo con el propósito de aumentar las pensiones actuales, el que “entregue beneficios para personas y generaciones con menor ahorro, con equidad de género y que introduzca medidas compensatorias para enfrentar la demanda por cuidados”.

En esa misma línea, el candidato del Frente Amplio postula avanzar en el diseño de un Sistema Nacional de Cuidados “como un elemento diferenciado de la seguridad social y en el mediano plazo”, tomando en cuenta el trabajo de cientos de cuidadoras y cuidadores de personas que hoy no reciben ningún tipo de remuneración.

Boric manifiesta que “se debe asegurar un piso mínimo de pensión universal digno reemplazando los beneficios del Pilar Solidario”, para garantizar un estándar digno de vida en la tercera edad, proponiendo la “solidaridad intergeneracional” como método para aumentar las pensiones actuales y también pensando en las pensiones futuras financiadas a través de este “sistema solidario”.

Opción 6: Daniel Jadue

En su programa Para un Chile Digno, verde y soberano, plurinacional e intercultural, feminista y paritario, el candidato del Partido Comunista (PC), Daniel Jadue, plantea la creación de un nuevo sistema de seguridad social moderno, “tripartito, solidario, digno, publico y de igualdad de genero”.

Entre los objetivos están “mejorar las pensiones de los actuales 2,2 millones de jubilados”, “aumentar las pensiones de las mujeres, igualándolas a la de los hombres”, “asegurar que todos los beneficios sean sostenibles en el tiempo” y “generar solidaridad entre los sectores de altos ingresos hacia los de bajos ingresos, sin reducción de las pensiones pagadas por el sistema”.

El actual alcalde de Recoleta basa sus ideas en el concepto de la “‘escalera de la seguridad social en pensiones’, propuesto por distintas agencias de Naciones Unidas, entre ellas la OIT y CEPAL, que permite aumentar la cobertura del sistema, mejorar las pensiones y asegurar los principios de solidaridad, universalidad, suficiencia y tripartismo”, integrando a empleadores, a trabajadores y al Gobierno.

Para ello se propone una combinación de tres sistemas de reparto que se refuerzan entre sí: el reparto intergeneracional, el reparto intrageneracional y el reparto de género.

En concreto, se plantea la creación de un Fondo de Ahorro Colaborativo –en el programa aparece también como Fondo de Ahorro Colectivo o Fondo de Capitalización Colectiva, pero desde el PC nos aclararon que se trata del mismo concepto–.

De acuerdo al programa, este “se alimentará de las cotizaciones corrientes y del rendimiento de sus inversiones para pagar pensiones mediante un Aporte Solidario Complementario”.

Dicho de otra forma, con las cotizaciones de todos se pagarían las pensiones de los actuales jubilados y lo restante se mantendría en el Fondo de Ahorro Colaborativo, donde los recursos irían “a financiar preferentemente inversiones de gran impacto social, con el requisito de tener una tasa de rendimiento asegurada por el Estado”.

“El excedente incrementará a una Reserva Técnica que a futuro, cuando el costo supere a la prima (gastos mayores que ingresos por contribuciones), se utilizarán para cubrir la diferencia”, se lee en el documento.

En este sistema quien contribuya más tendría una mayor pensión, pero existirían elementos de solidaridad para que las pensiones de quienes hayan cotizado menos no sean tan bajas.

Además, el programa plantea una pensión básica universal financiada con impuestos generales que sea igual al 75% del salario mínimo vigente, independiente si el jubilado era parte del régimen antiguo o de los nuevos pensionados.

“Sobre los recursos aposados en cuentas individuales, entendemos que son propiedad de cada afiliado y que ante un cambio de sistema debemos respetar sus derechos de propiedad, pero a la vez ofreciéndoles un sistema de seguro social donde puedan voluntariamente incorporar sus recursos ahorrados, para obtener pensiones siempre más altas que las que entrega el actual sistema”, señala el programa.

El documento expresa también que quienes quieran ahorrar fondos extras tendrán siempre la posibilidad contratar seguros privados.


Contactar al autor

Compartir artículo en:
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario

Contribuye o contáctanos para más información.