César Leiva, el ex Contralorito que postula a diputado: “Podemos tener un rol activo como fiscalizadores”

Quien estuvo por años tras la caricatura de Contralorito se presenta como el único candidato a diputado independiente de la región Metropolitana. Quiere combatir la corrupción y poner la fiscalización en manos de las personas. Él es César Leiva.


Contactar al autor

Compartir artículo en:
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

Trata de dormir lo más que puede. Hay días que se levanta muy temprano y otros que se acuesta muy tarde planificando el próximo día de campaña. Desde que decidió postularse a candidato como diputado por el distrito 8, que incluye a las comunas de Cerrillos, Colina, Estación Central, Lampa, Maipú, Pudahuel, Quilicura y Tiltil, no ha parado ni un segundo.

Pero no está cansado, está entusiasmado y agradecido del cariño, apoyo de la gente y de las palabras que recibe a diario. Mientras recorre ferias, plazas, puestos de comercio y barrios de las 8 comunas que pretende representar en el Congreso, va explicando la importancia de estas próximas elecciones y en qué consiste cada uno de los cargos que se eligen este domingo 21 de noviembre.

Nacido y criado en Maipú, César Leiva, publicista, exacadémico de la Universidad de Santiago y más conocido como el creador de “Contralorito”, la caricatura que enseña e informa del trabajo de la Contraloría General de la República (CGR) en redes sociales, enfrenta a sus 29 años uno de los desafíos más grandes e importantes de su vida: postular por primera vez a un elección popular.

–¿De dónde nace la idea de postularse a la Cámara Baja?

–Tiene que ver con la experiencia que adquirí trabajando como funcionario del Estado, principalmente en Contraloría, y de lo que vi mientras era trabajador de esta institución. Lo que pasa es que me fui dando cuenta que las diputadas y diputados no estaban ejerciendo correctamente la labor fiscalizadora por la cual se les eligió. O sea, lo hacían. Efectivamente, iban a fiscalizar a Contraloría, pero lo hacían de una manera súper de “política espectáculo”, por decirlo de alguna manera.

Denunciaban a los opositores de su línea política o denunciaban casos que eran muy particulares y más mediáticos, pero en general nunca los vi con una labor dedicada 100% a la fiscalización. Entonces, creo que la desaprovechan, porque podrían ocupar esa facultad que tienen para generar un vínculo más cercano con la ciudadanía y hacer que las instituciones, por lo menos en los distritos que ellos representan, funcionen de una manera adecuada.

Entonces, supe que debía hacer algo con este conocimiento técnico que tengo y que va desde estatutos administrativos, Ley Orgánica de Municipalidades hasta una serie de leyes que tienen que ver con los procedimientos administrativos de las instituciones públicas. ¿Y cuál era la vía para llevar a cabo todo lo que aprendí en Contraloría? En la Cámara Baja. Y ahí nacen las ganas de postular y querer hacerlo.

Además, que uno igual ve muchos casos de corrupción en los municipios y que finalmente no pasa nada. Que después de las recomendaciones que hace la Contraloría, no acatan los dictámenes o instrucciones que se les dan. Entonces, también me motiva esa injusticia y hacer algún tipo de propuesta legislativa, no solo para la Contraloría, sino que para todas las instituciones que fiscalizan. Para que lo hagan de una mejor manera y puedan tener más facultades.

–¿Y cómo llevarás a cabo esta lucha contra la corrupción en el Congreso?

–Lo que yo pretendo es generar una cultura de que las diputadas y diputados podemos tener un rol activo como fiscalizadores y que se unan a esta lucha contra la corrupción, por lo menos, en los que crean que este concepto es interesante de abordar.

En cierto modo, lo que quiero hacer es demostrar que un diputado puede hacer las cosas de una manera distinta, y que ojalá esto motive a los electores a exigir más a sus diputados. Es decir, que les exijan que intervengan por ellos, por ejemplo en la municipalidad, o que intervengan por los vecinos ante una institución pública, que acojan una denuncia de alguna vecina o vecino y la presenten con el nombre del diputado. Esas cosas se pueden hacer.

Hay que generar esa cercanía que tanto espera también la gente, si finalmente te aseguro que todas las personas tienen algún tipo de problema con alguna institución del Estado. Siempre cuando tú hablas con las personas tienen problemas con las listas de espera o con algún trámite municipal que demora, entre otros. Y uno como diputado tiene que estar ahí para ayudarlos, para fiscalizar por qué demoran estas cosas, para que la gente no tenga que seguir esperando o que las listas corran.

Llegar al Congreso para combatir la corrupción

Si sale electo, apenas asuma como diputado el próximo 11 de marzo de 2022, César Leiva sabe que tendrá que ponerse a trabajar inmediatamente para convencer a las otras diputadas y diputados de la importancia de la fiscalización en la labor de un parlamentario de la Cámara Baja. Pero también es consciente que su labor va más allá del hemiciclo y ya tiene en mente algunos proyectos de ley que desea presentar en el Congreso.

–¿Qué es lo más urgente a legislar?

–Va a sonar un poco obvio, pero mis prioridades son el tema de la lucha contra la corrupción. Ahora, yo entiendo que en el distrito que represento también hay temáticas particulares y, afortunada o desafortunadamente, estas tienen que ver mucho con la corrupción.

Lamentablemente, muchas cosas que hoy están pasando en el distrito tienen que ver con hechos de corrupción o hechos de irregularidad en el pasado. Por ejemplo, cuando ocurrió lo de los permisos de edificación que se entregaron en Estación Central de manera irregular o los elementos que tienen que ver con procedimientos mal hechos, es porque hubo corrupción o alguna irregularidad en algún momento. Y es ahí donde nosotros nos vamos enfocar mucho: en la fiscalización.

–¿Fiscalizar y combatir la corrupción se ha convertido como en tu bandera de lucha?

–Claro. De hecho, así me presento ante las personas de las comunas del distrito que he conocido. Que quiero ser un diputado para fiscalizar a las instituciones y así no exista más corrupción, o por lo menos, para que no se le dé espacio a hechos de corrupción. ¿Y sabes qué es lo primero que me dicen cuando les digo eso? “Shuuuuu… usted está muy perdido”, como diciéndome que ahí me va a ir mal.

–¿Las personas no creen que se pueda acabar la corrupción?

–Es que las personas necesitan que las ayuden. La crisis social y la pandemia los golpeó muy fuerte. Yo lo veo cuando hablo con ellos en la feria. La gente está desilusionada, tiene miedo, tiene rabia. Y yo lo entiendo y les explico que si los diputados hicieran bien su pega, a lo mejor, podrían lograr mejores cosas, por lo menos intervenir por ellos en temas cotidianos como irregularidades en los consultorios, en las municipalidades. Para eso están los diputados y para esto voy a estar yo, para fiscalizar que las cosas se hagan de mejor manera.

César Leiva campaña elecciones diputado
César Leiva volanteando la semana pasada. FACEBOOK CÉSAR LEIVA DIPUTACIÓN ANTICORRUPCIÓN

–Y además de la lucha contra la corrupción, ¿qué otro tema crees que es urgente a tratar en el Congreso?

–Creo que con respecto a proyectos de ley, es urgente que se discuta sobre la participación de personas que no militan en partidos políticos. Hay que cambiar la ley para mejorar la participación de independientes, y aceptar que cualquier persona, sin importar si es parte de un partido o de una lista, pueda postular a cargos de elección popular de manera más simple, accesible y muy distinta a como se hace hoy.

Hay que hacerlo como un acto simbólico, para que nunca nadie más tenga que pasar por todas las trabas, impedimentos y dificultades que tuve que pasar yo por querer llevar una candidatura independiente y que puedan abrirse las puertas para que en unos años más puedan estar otros independientes, puedan estar todas y todos.

«He tenido que sacrificarme mucho más que cualquier otro candidato para ganar esta elección, porque finalmente tengo que tener más recursos, más despliegue.»
— César Leiva.

–¿Ha sido difícil postular a diputado con una candidatura independiente, sin ser parte de ninguna lista?

–Es que ir por un partido o en una lista es mucho más fácil, eso es real. Yo he tenido que sacrificarme mucho más que cualquier otro candidato a diputado para ganar esta elección, porque finalmente tengo que tener más recursos, tengo que tener, obviamente, más despliegue y eso significa que después tienes que ganarle a una lista completa y por lo tanto los esfuerzos son mucho mayores.

Ahora, esta fue una decisión personal y política. Porque me ofrecieron cupos, por ejemplo, los partidos de la exConcertación, ya que les parecía una carta atractiva, pero no fui por ahí. Además, yendo por una lista, tú no te representas a ti mismo, sino que representas a un grupo de personas. Entonces, es complicado porque tal vez representas a otras y otros que no cumplen con los estándares de calidad, de ética y hasta de estética que uno pretende mostrar.

–De todas formas en el Congreso uno debe generar vínculos para llegar a acuerdos. ¿Con qué sector, bancada o partido crees que podrías establecer alianzas?

–Mira mi apuesta, que de hecho es una de las propuestas que está en mi programa, es poder tratar de generar o proponer una bancada anticorrupción, porque obviamente no soy el único candidato que propone temáticas anticorrupción, pero sí poder buscar la forma o los lazos con otras diputadas y diputados para poder tener un espacio así.

En esta proposición son todas y todos bienvenidos. Yo no me cerraría, por ejemplo, a que personas de derecha participen. Claro, sólo si verdaderamente esas personas quieren participar en una bancada transversal que va a luchar contra la corrupción, que va a presentar proyectos de ley para combatirla y va a aprobar las leyes, si no para qué.

De todas formas, yo políticamente tengo mi propia visión respecto a la sociedad y esa está dada por la centro izquierda. En ese sentido, podría armar alianzas más hacia ese lado, sin embargo, como soy independiente, debo tomar las decisiones a conciencia y pensando siempre en las personas que están en mi distrito y que me apoyaron. Tratar de ir encaminándome por ahí, trabajando en el Congreso para representar las demandas de las personas, aunque obviamente mi corazoncito está más a la izquierda, eso lo tengo súper claro.

Con miras al 21 de noviembre

Este domingo, César Leiva lo pasará junto a su equipo de trabajo, su familia y sus amigos en la casa de su hermana en la comuna de Maipú. Se apoyará en ellos si es derrotado en las elecciones y celebrará con ellos mismos si sale electo como uno de los ocho diputados que se elegirán en el distrito 8.

–¿Quienes son tus principales rivales en la papeleta de este domingo?

–No tengo enemigos o una competencia directa con otras candidaturas, porque siento que mi verdadera competencia es el sistema, porque lo que necesito es lograr la mayor cantidad de votos posible para poder salir electo.

Nosotros estipulamos que tengo que conseguir entre el 8% y el 12% de los votos como rango de elegibilidad. Y ese rango está dado también por la cantidad de dispersión que hay en los votos, que obviamente, nosotros apostamos a que haya una mayor cantidad de dispersión, porque tenemos 11 listas en nuestro distrito y la cantidad de candidatos son tal que obviamente se va a producir ese fenómeno.

Por lo mismo mi enfoque está en conseguir la mayor cantidad de votos. Lo bueno de ir solo es que no tienes que depender de tus compañeros de lista, sino que dependes de tu resultado en la votación y en eso hemos trabajando.

–¿Por qué candidato no votará César Leiva en estas elecciones presidenciales?

–Por José Antonio Kast, obviamente. Tengo dos razones muy especiales para no votar por él. Una que José Antonio Kast varias veces se ha referido a mí sin conocerme. Me ha tratado pésimo públicamente, me ha tratado de operador político, de nefasto, de inepto, que soy una persona que va a vivir del Estado y un serie de cosas que siempre atraía a un montón de otras personas que me iban a insultar a mis redes sociales y que me escribían.

Y dos que al país le haría pésimo. Creo que al día siguiente de salir electo Kast, tendríamos una polarización increíble, una especie de estallido social 2.0, pero con militares en la calle empoderadísimos y con un presidente que los respalda 100%. Un Gobierno así no es una alternativa posible, creo yo.

–Y si te aventuraras, ¿a qué candidato presidencial apoyará César Leiva este domingo?

–Aún estoy en reflexión.

–Para finalizar, ¿por qué las ciudadanas y ciudadanos del distrito 8 deberían votar por ti?

–Porque conozco cómo funcionan las instituciones, conozco a las personas que trabajan en las instituciones y por los problemas que pasan los funcionarios y funcionarias que de verdad quieren ir a hacer el trabajo. Porque hay un montón de funcionarios excelentes en el país y que hoy se ven apartados a un segundo plano por operadores políticos o personas que vienen con una intención política, y que no tienen las capacidades administrativas o técnicas para poder dirigir o liderar equipos dentro de las instituciones, haciendo que el Estado pierda credibilidad y cercanía.

También, porque creo en el Estado, en el concepto de Estado, pero un Estado acompañante, un Estado que sirva a las personas y no tenga gente ahí dentro sirviéndose de él.

Mi objetivo en el Congreso es apoyar a las personas cuando quieran denunciar algo y que necesiten apoyo en esa fiscalización, porque quienes llegan a trabajar a la administración pública, inclusive en un cargo político, tienen que deberse a toda la ciudadanía y no solamente a las personas que votaron por él.

Y bueno, porque tengo muy claro que la corrupción no tiene un color político solamente y lucharé, porque ese será mi foco, contra la corrupción. Podemos tener una mejor diputación, más fiscalizadora, más cercana, más eficiente. Con toda la fe creo que podemos dar una sorpresa, a pesar de que los medios grandes han infravalorado nuestra candidatura y ningún medio de comunicación televisado nos ha entrevistado o nos ha invitado a un estudio. Pero no importa, eso connota que no ven acá lo que las personas sí ven cuando hablamos con ellas. Una posibilidad elegible.

Ahora que has terminado de leer, queremos contarte que te necesitamos.

Contracarga es un proyecto que a pesar de tener pocos meses de vida, cuenta con decenas de miles de visitantes cada mes, chilenos que leen artículos explicativos, de análisis y de opinión sobre los conflictos más importantes de nuestros tiempos. Decenas de ellos han aportado para que sigamos haciendo periodismo independiente. Queremos seguir así, sin ataduras políticas ni comerciales, sin temor ni medias tintas, publicando las noticias que importan.

Creemos que nuestro mensaje debe expandirse a la mayor cantidad de personas, porque es importante que se entiendan los conflictos de nuestra era. También porque tenemos la convicción de que aportamos una perspectiva nueva, que busca la mayor objetividad posible, pero a diferencia del resto reconocemos que tenemos principios, como la lucha contra la desigualdad y por la justicia social, como nuestra convicción de que las mujeres deben decidir sobre sus cuerpos, y también nuestro compromiso en el combate contra el cambio climático.

Sin ti, todo lo que hemos construido corre riesgo. Te necesitamos. Hazte miembro por tan sólo 3 mil pesos al mes, ayúdanos a seguir adelante, y además podrás acceder a beneficios como un newsletter exclusivo con un resumen semanal de noticias, información anticipada sobre lo que publicaremos, charlas con el equipo, sorteos de libros y más. Gracias.