Suma y sigue: las nuevas variantes de covid-19 y su peligro inminente explicado

Siguen tocando suelo chileno y, al parecer, no dimensionamos su agresividad. Se estima que más de cuatro mil variantes del covid-19 circulan por el mundo, de las cuales seis ya están en nuestro país. Aquí te explicamos esta amenaza.


Contactar al autor

Compartir artículo en:
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

La llamada B.1.526, conocida como la variante de Nueva York del covid-19, fue la última en ser detectada en Chile, específicamente en un habitante de la ciudad de Antofagasta a fines de marzo. Pero, así como llegan nuevas, también se multiplican los casos de las ya existentes en todo el territorio nacional.

Según el informe de Epidemiología del Ministerio de Salud (Minsal), ya han encontrado cinco casos de la variante californiana de Estados Unidos, de los cuales dos corresponden a viajeros y tres son contagios derivados de ellos mismos. De la nigeriana se hallaron dos casos, un viajero chileno y otro colombiano, de 23 y 26 años.

Respecto a la británica, el último informe del Minsal comunicó que ya se contabilizaban 64 casos. De ese total, 37 corresponden a viajeros, 18 a contagios por contacto estrecho y 9 a casos secundarios. Recordemos que esta variante pisó suelo chileno en enero y desde entonces ha logrado dicha propagación.

A la fecha, se estima que más de cuatro mil variantes de virus SARS-CoV-2 –que provoca la enfermedad del covid-19– circulan en el mundo según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en el país se han identificado seis: B117 (británica), P1 (brasileña), P.2 (Río de Janeiro, Brasil), B.1.427/429 (California, Estados Unidos); B.1.525 (Nigeria); y, B.1.526 (Nueva York).

El Instituto de Salud Pública (ISP) no ha reportado la variante Sudafricana en territorio nacional. Mientras que la última identificada, la variante de Nueva York, podría reducir la efectividad de algunas vacunas actuales.

¿En qué consiste la amenaza de las diferentes variantes para las vidas de los chilenos y los centros de salud del país? A continuación te lo explicamos.

Más variantes, más infectados

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre enero y febrero de 2020 apareció una variante del SARS-CoV-2 que en el transcurso de varios meses acabó sustituyendo a la cepa original del virus detectada en China y convirtiéndose en junio del año pasado en la variante dominante en todo el mundo.

Esa fue la primera de muchas variantes que se han presentado a lo largo de la pandemia, un subtipo de un microorganismo que es genéticamente distinto de una cepa principal.

“El virus cuando se divide se multiplica, y es frecuente que las enzimas que realizan esta multiplicación se equivoquen, produce mutaciones en las cadenas de RNA, que es el material genético del mismo, y eso hace que se produzca una variante”, explica el infectólogo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, doctor Roberto Olivares.

“Esta multiplicación genera pequeños cambios en las proteínas que se producen y que forman parte del virus. Todos los virus al multiplicarse producen mutaciones y es lo que les da la capacidad de sobrevivir”, agrega.

Desde que se informaron las variantes, el Instituto de Salud Pública (ISP) ha estado trabajando en la caracterización genética y fenotípica del virus SARS-CoV-2, según las propias palabras de la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, quien a principios de este año afirmó que seguirían testeando y fortaleciendo la estrategia de secuenciación que permitiría probablemente encontrar las variantes “en caso que llegaran a nuestro país”.

Paciente covid en clínica UC Christus
Paciente covid-19 en el Hospital Clínico UC-Christus. PUC-KARINA FUENZALIDA

Para el doctor Olivares, es muy importante detectar a tiempo estas variantes, pues “algunas de estas mutaciones producen un cambio importante, debido a que el virus se torna más transmisible. Mejora su capacidad de transmisión y efectividad. Eso está demostrado con la variante británica y las de Brasil que se transmiten con mayor facilidad, logran infectar a más personas y provocan cuadros más severos”.

En definitiva, las variantes serían más letales y la respuesta de los anticuerpos provocada por la cepa original no serían tan efectiva.

Un ejemplo de ello es la variante brasileña que logró reinfectar a prácticamente toda la población de la Amazonía. “Los anticuerpos de la primera infección no sirvieron. Hay estudios que muestran que la eficacia de la neutralización de los anticuerpos contra las nuevas variantes no es que sea cero, es menor”, añade Olivares.

«La vacuna no garantiza que uno no se infecte, pero probablemente la replicación y transmisión va a ser menor. Por eso es tan importante por ahora mantener las medidas y ojalá en el resto de América Latina.»

— Doctor Roberto Olivares, infectólogo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile.

Prevenir antes que curar

La OMS asegura que el SARS-CoV-2 seguirá mutando y generando nuevas variantes mientras dure la pandemia. Una preocupación que los mantiene alerta, estudiando las diversas consecuencias que estas variantes tendrán para la salud pública, como también para las personas, pues un aumento de la transmisibilidad podría dificultar el control del virus.

Actualmente una de las mayores preocupaciones son los viajes internacionales, ya que las personas pueden transmitir las nuevas variantes a países donde estas no se habían presentado antes.

Por lo mismo, la entidad elaboró un documento para considerar los riesgos en traslados internacionales, especificando que no deben viajar quienes sean casos confirmados, probables o estrechos; quienes posean signos o síntomas de covid-19; las personas que presenten comorbilidades; y quienes residan en lugares con restricciones de desplazamiento.

Además, hoy el gran desafío lo tienen las vacunas, que cada día están a prueba con su efectividad, debido a que quedó demostrado que la inmunidad obtenida con un primer contagio de SARS-CoV-2 no se presenta después en un nivel óptimo para enfrentar las nuevas variantes de esta enfermedad. Sólo se ha logrado demostrar a la fecha que la vacuna Pfizer logra una inmunidad del 100% frente a la variante sudafricana.

Según el infectólogo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, “es importante vacunar lo antes posible a la mayor cantidad de personas o generar medidas donde se respete la distancia social y se eviten las reuniones sociales”.

“La vacuna no garantiza que uno no se infecte, pero probablemente la replicación y transmisión va a ser menor. Por eso es tan importante por ahora mantener las medidas y ojalá en el resto de América Latina. Nosotros vamos muy bien con la vacunación, pero el resto de la región va muy lento. Al final, la inmunidad de rebaño no se logra solamente en un país sino que se tiene que lograr en todo el mundo”, finaliza el doctor.

Las distintas variantes en Chile

B117: variante británica

A la fecha, se ha documentado que 64 personas han resultado contagiadas con esta variante que fue detectada por primera vez el 14 de diciembre del año pasado en el Reino Unido.

Del total de casos notificados en Chile, el 59% son mujeres y el 55% de los casos corresponden a adultos entre 20 y 39 años. Según los datos entregados en el último informe del Minsal, el 55% son asintomáticos, 9% requirieron hospitalización y sólo cinco casos fueron internados en unidades básicas para tratamiento y aislamiento.

Los infectados se distribuyen entre las regiones de Atacama, Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana de Santiago, O’Higgins, Maule, Ñuble, Los Ríos y Los Lagos.

P1: variante brasileña

Fue identificada en Manaos, en el estado de Amazonas, en diciembre de 2020, al ser notificada por la OMS tras la llegada de cuatro viajeros brasileños infectados a Japón.

Según el último registro, se han reportado 45 casos de esta variante en Chile. El 76% corresponden a viajeros siendo el 91% de ellos de nacionalidad chilena. El 55% son mujeres, el 73% de los casos son adultos entre 20 y 39 años.

El 71% presentó síntomas, mientras que sólo cuatro requirieron de hospitalización y uno fue internado en unidad de paciente crítico. Los casos de variante P1 se distribuyen entre las regiones de Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana de Santiago, Maule, Bío Bío y Los Lagos.

P2: Río de Janeiro, Brasil

Respecto a esta variante, desde el 18 de enero de este año se han presentado 27 casos. Algunos científicos apuntan a que esta variante sería “un poco menos transmisible”.

B.1.427/429: California, Estados Unidos

El pasado 3 de marzo se informó de su presencia en Chile. A la fecha se han reportado 5 casos, 2 de ellos viajeros ingresados a través del aeropuerto Arturo Merino Benítez y 3 comunitarios identificados por vigilancia regional.

Todos los casos son de nacionalidad chilena, tres de ellos residentes de la región Metropolitana, uno de la región de O’Higgins y uno de la región del Maule. Tres de los casos son mujeres y el rango de edad oscila entre los 23 y 60 años. Todos los casos han sido sintomáticos, sin hospitalizados ni fallecidos.

B.1.525: Nigeria

Se reportó su llegada a suelo chileno el pasado 9 de marzo. Se han registrado dos casos correspondientes a viajeros, uno chileno y el otro colombiano, de 23 y 26 años, ingresados por el aeropuerto Arturo Merino Benítez, provenientes de Brasil y Colombia. Ambos casos sintomáticos. Uno de ellos reside en la región Metropolitana y el otro en la del Bío Bío.

B.1.526: Nueva York

Esta última variante fue detectada el 22 de marzo recién pasado. El paciente es de la región de Antofagasta y su estado es asintomático.

Ahora que has terminado de leer, queremos contarte que te necesitamos.

Contracarga es un proyecto que a pesar de tener pocos meses de vida, cuenta con decenas de miles de visitantes cada mes, chilenos que leen artículos explicativos, de análisis y de opinión sobre los conflictos más importantes de nuestros tiempos. Decenas de ellos han aportado para que sigamos haciendo periodismo independiente. Queremos seguir así, sin ataduras políticas ni comerciales, sin temor ni medias tintas, publicando las noticias que importan.

Creemos que nuestro mensaje debe expandirse a la mayor cantidad de personas, porque es importante que se entiendan los conflictos de nuestra era. También porque tenemos la convicción de que aportamos una perspectiva nueva, que busca la mayor objetividad posible, pero a diferencia del resto reconocemos que tenemos principios, como la lucha contra la desigualdad y por la justicia social, como nuestra convicción de que las mujeres deben decidir sobre sus cuerpos, y también nuestro compromiso en el combate contra el cambio climático.

Sin ti, todo lo que hemos construido corre riesgo. Te necesitamos. Hazte miembro por tan sólo 3 mil pesos al mes, ayúdanos a seguir adelante, y además podrás acceder a beneficios como un newsletter exclusivo con un resumen semanal de noticias, información anticipada sobre lo que publicaremos, charlas con el equipo, sorteos de libros y más. Gracias.