Acusación constitucional: ¿por qué Piñera no fue suspendido de sus funciones?

La oposición logró los votos para acusar constitucionalmente a Piñera. No será el primero en enfrentar un juicio político en el Senado desde el retorno a la democracia, pero sí el primero en no ser suspendido previamente. ¿Por qué?


Contactar al autor

Compartir artículo en:
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ni en un capítulo de final de temporada hay tantos giros y pasan tantas cosas como las que ocurrieron entre el lunes y el martes en el Congreso Nacional. Una jornada marcada por la incertidumbre de dos diputados que debían llegar a la sala para sesionar y un parlamentario que leyó su discurso durante casi 15 horas, con el único fin de alargar la sesión hasta el día siguiente y reunir los votos para acusar constitucionalmente al presidente de la República.

Nada detuvo la votación. A las 7:55 de la mañana de este martes y luego de la extensa defensa de más de cinco horas por parte del abogado Jorge Gálvez, se aprueba la acusación constitucional con 78 votos a favor, 67 en contra y 3 abstenciones. Con la certeza de que Piñera será juzgado políticamente, se decreta su arraigo nacional, pero no se le suspende de sus funciones. A diferencia de otros cargos y otras acusaciones el presidente de la República esta vez no es suspendido de su cargo.

¿Qué dice la Constitución sobre suspender a autoridades públicas luego de aprobarse una acusación? ¿Hay un trato diferente con el presidente de la República? ¿Qué pasará ahora?

Presidente acusado, no suspendido

El presidente no dejará de ejercer su cargo, a pesar de estar acusado constitucionalmente y de ser juzgado políticamente en los próximos días. Sebastián Piñera seguirá siendo el jefe de Estado, pero manteniéndose dentro de nuestras fronteras, pues a partir de hoy quedó con arraigo nacional.

¿Cómo se explica, entonces, que otras autoridades hayan quedado suspendidas de sus funciones inmediatamente al aprobarse sus acusaciones constitucionales? Pues bien, el abogado y académico de la Escuela de Derecho de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano (UAHC), Rodrigo Medina, es claro: “En la Constitución no está la suspensión para el presidente”.

Según Medina, la diferencia sobre las acusaciones constitucionales contra un presidente de la República y otras autoridades se marca en los incisos finales del artículo 52, Nº2 de nuestra Carta Magna.

La Constitución vigente establece que “para declarar que ha lugar la acusación en contra del presidente de la República o de un gobernador regional se necesitará el voto de la mayoría de los diputados en ejercicio”. Y eso fue lo que ocurrió esta mañana en el Congreso, sin embargo, en su inciso siguiente detalla que “en los demás casos se requerirá el de la mayoría de los diputados presentes y el acusado quedará suspendido”.

“Se entiende que esa referencia del inciso final se refiere a que en los demás casos, que no son el presidente de la República, se suspende al acusado de sus funciones”, explica el abogado, quien agrega, “en esta Constitución no existe la posibilidad de suspender a un presidente. Ni siquiera con una causa penal podría suspenderse. Ahí tampoco hay suspensión de su ejercicio, salvo que sea condenado y porque la condena penal conlleve una inhabilitación”.

De esta forma, ministros de Estado, magistrados de los tribunales superiores de justicia, generales o almirantes de las instituciones pertenecientes a las Fuerzas de la Defensa Nacional, y delegados presidenciales regionales y presidenciales provinciales podrán ser suspendidos de sus funciones cuando la Cámara Baja los acuse constitucionalmente, a diferencia del presidente de la República y gobernadores regionales que podrán seguir en ejercicio, mientras se efectúe su juicio político.

A pesar de que se habían manifestado en la discusión pública durante las últimas semanas opiniones jurídicas en sentido contrario –incluida la del abogado y académico Alejandro Usen, de la Universidad Central de Chile (UCEN), en nuestra nota “La acusación constitucional explicada”–, finalmente en la Cámara tampoco los diputados deliberaron sobre el tema para empujar por una suspensión de Piñera.

La saga continúa

Lo importante hasta ahora es que este final de capítulo en la Cámara Baja y que dejó la vara muy alta y con muchas expectativas, dará paso a una nueva temporada en esta acusación constitucional. Ahora le toca el turno al Senado y deberán ser ellas y ellos quienes decidan si destituir a Sebastián Piñera de su cargo como presidente de la República o mantenerlo hasta marzo de 2022.

A diferencia de lo ocurrido en la Cámara de Diputadas y Diputados donde lo que se estaba votando era si se llevaba a cabo o no la acusación en contra de Sebastián Piñera, en la Cámara Alta lo que deberá ocurrir ahora es el juicio político en sí, donde el Senado “resolverá como jurado y se limitará a declarar si el acusado es o no culpable del delito, infracción o abuso de poder que se le imputa”, tal como lo establece el artículo 53 de la Constitución vigente.

acusación constitucional abrazo naranjo y jackson
Giorgio Jackson y René Naranjo abrazándose. CÁMARA - RENÉ LESCORNEZ

¿Qué significa que el Senado resuelva como jurado? Ya lo había explicado Alejandro Usen en el artículo referido anteriormente: “Resolver como jurado implica que no está sujeto el Senado a fundamentar, a explicar o a motivar su voto. Es un voto con libre convicción, por eso dice que resuelve como jurado”.

“Es el único lugar en nuestro ordenamiento jurídico actual en que se establece la posibilidad de que alguien actúe como jurado. No hay ningún otro tipo de procedimiento en que se diga que el que va a resolver actúa como jurado”, agrega el abogado Rodrigo Medina.

El día que el Senado deba resolver como jurado aún está pendiente. Esa decisión estaría en manos de la actual presidenta del Senado, la senadora DC Ximena Rincón, quien hasta el momento no se ha manifestado. Sin embargo, el vicepresidente del Senado, Jorge Pizarro (DC) aseguró a un medio radial que “lo más probable” es que la acusación constitucional contra Sebastián Piñera se revise el lunes.

«Es el único lugar en nuestro ordenamiento jurídico actual en que se establece la posibilidad de que alguien actúe como jurado.»
— Rodrigo Medina, abogado y académico de la Escuela de Derecho de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano (UAHC), sobre el rol de los senadores frente a la acusación constitucional.

De todas formas, el Senado tiene seis días para establecer una fecha para la sesión, jornada en la que deberá votarse si Sebastián Piñera es culpable o no de los cargos que se le imputan. El quórum para destituirlo es de 2/3 de los senadores en ejercicio, por lo que se necesita el voto condenatorio de 29 parlamentarios de la Cámara Alta.

En el caso que no se logren los 29 votos, la acusación constitucional es desechada. Sin embargo, si se logran los 29 votos a favor de declararlo culpable, Sebastián Piñera es destituido de su cargo como presidente de la República e inhabilitado para ejercer cargos públicos durante 5 años.

Ahora que has terminado de leer, queremos contarte que te necesitamos.

Contracarga es un proyecto que a pesar de tener pocos meses de vida, cuenta con decenas de miles de visitantes cada mes, chilenos que leen artículos explicativos, de análisis y de opinión sobre los conflictos más importantes de nuestros tiempos. Decenas de ellos han aportado para que sigamos haciendo periodismo independiente. Queremos seguir así, sin ataduras políticas ni comerciales, sin temor ni medias tintas, publicando las noticias que importan.

Creemos que nuestro mensaje debe expandirse a la mayor cantidad de personas, porque es importante que se entiendan los conflictos de nuestra era. También porque tenemos la convicción de que aportamos una perspectiva nueva, que busca la mayor objetividad posible, pero a diferencia del resto reconocemos que tenemos principios, como la lucha contra la desigualdad y por la justicia social, como nuestra convicción de que las mujeres deben decidir sobre sus cuerpos, y también nuestro compromiso en el combate contra el cambio climático.

Sin ti, todo lo que hemos construido corre riesgo. Te necesitamos. Hazte miembro por tan sólo 3 mil pesos al mes, ayúdanos a seguir adelante, y además podrás acceder a beneficios como un newsletter exclusivo con un resumen semanal de noticias, información anticipada sobre lo que publicaremos, charlas con el equipo, sorteos de libros y más. Gracias.