Eliminar las AFP vs. mantener el sistema: las propuestas de los candidatos presidenciales en pensiones

Los candidatos a la Presidencia proponen desde eliminar las AFP y establecer sistemas con solidaridad, hasta mantenerlas y ofrecer la posibilidad de usar autopréstamos para adquirir viviendas. La idea de una pensión básica universal se repite en cuatro programas.

Contactar al autor

Compartir artículo en:
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

Esta semana, la empresa estadounidense de gestión de activos, Mercer, y el instituto de analistas financieros, CFA Institute, dieron a conocer el Índice Global de Pensiones 2021, que compara a 43 sistemas de pensiones en el mundo y mide los beneficios que tendrán los futuros jubilados, qué sistemas son más resistentes a eventuales crisis, y cuáles son los que están mejor administrados y que generan más confianza.

El informe releva que nuestro país bajó de la posición 12º, en la que se encontraba en 2020, a la posición 16º en 2021. La caída de cuatro puestos no se debe, principalmente, a que las pensiones aquí hayan empeorado, pues Chile mantiene el mismo puntaje que el año anterior (67,0). El descenso se debe a que, de un año a otro, hay países que mejoraron su sistema de pensiones superando al nuestro.

En Sudamérica, Chile es quien lidera las posiciones, seguido de Uruguay, en el puesto 20º, país que por primera vez es evaluado en el estudio del Mercer y CFA Institute. Mucho más abajo se encuentra Colombia, que pasó del puesto 21º al 25º; Perú que bajó del 24º al 29º; Brasil que descendió del 26º al 30º, y Argentina, único país que se mantiene en la penúltima posición.

Lo que deja al descubierto el informe es que en la región, entre la pandemia y los conflictos sociales, ha sido muy difícil mejorar nuestros sistemas de pensiones. Todos los países anteriormente evaluados en 2020 han caído y deberán asumir el desafío de perfeccionar y avanzar en esta materia con miras al 2022.

Pero, ¿cómo mejorar nuestro sistema de pensiones? ¿Habría que seguir manteniendo las AFP, ajustarlas a los nuevos tiempos o cambiarlas? ¿Conviene mantener el actual sistema de capitalización individual o definitivamente pasar a uno de reparto? ¿Qué dicen los candidatos presidenciales al respecto? ¿Qué plantean?

Estas son las propuestas en materia de pensiones de los siete candidatos que hoy se postulan a La Moneda. ¿Es posible tener una jubilación más digna? Veamos qué sugieren los presidenciables.

Opción 1: Gabriel Boric

El candidato del pacto Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, plantea reformar el sistema de pensiones, asegurando que en nuestro país no deberían existir más las AFP. Propone un sistema público y solidario con una pensión básica universal, cuentas nocionales y ahorro colectivo.

Pero, ¿cómo va a lograr estos cambios profundos?

Para empezar propone crear una institución pública que administre los fondos de pensiones de los actuales trabajadores. “Un órgano público, autónomo, idóneo técnicamente, paritario y con representación incidente de las y los trabajadores, que invierta esos recursos con reglas de inversión justas y sostenibles”, manifiesta el programa en su página web.

Asegura que “las fuentes de financiamiento de todo el nuevo sistema de pensiones sean mixtas”, combinando las contribuciones de los trabajadores, los empleadores y el Estado. Se considera así aumentar la cotización previsional a un 18%, sumando al 12% actual (10% más costos de administración) un 6% de contribución obligatoria para el empleador.

En relación a los beneficios que existirían en este nuevo sistema, Gabriel Boric propone una pensión básica universal y una pensión contributiva. La pensión básica universal viene a reemplazar al Pilar Solidario. Se trataría de “una pensión para todas las personas, independiente de sus contribuciones previsionales”. El monto de esta pensión será fijado para “cubrir un estándar de vida adecuado”, sugiriendo que se acerque al salario mínimo o que se encuentre en torno al precio de la canasta de consumo definida.

Por su parte, el nuevo sistema plantea una pensión contributiva, pensión que “se calculará en función de lo contribuido por cada persona en su vida activa con un reconocimiento a las labores de cuidado, con solidaridad intra e intergeneracional”.

Una de las novedades del nuevo sistema propuesto por Boric es que las lagunas previsionales serán subsidiadas con los excedentes del Fondo Solidario de Cesantía, elaborando una especie de seguro social de lagunas provisionales.

Las personas que ya tienen cotizaciones tendrán la libre decisión de mantenerse en el antiguo sistema de AFP o pasar al Fondo Solidario de Pensiones, sin afectar sus dineros ahorrados. ”Una parte del fondo será usado para aumentar las pensiones de los actuales jubilados y una parte se ahorrará para las futuras pensiones de manera de darle sustentabilidad al sistema (componente de ahorro colectivo)”, apunta el programa. Quienes empiecen a cotizar entran al Fondo Solidario de Pensiones.

Además, asegura que ambas policías y todas las Fuerzas Armadas cotizarán por el nuevo sistema administrado por el Estado. Sin embargo, quienes quieran podrán mantenerse en el sistema actual, que será mejorado mediante un servicio público de administración estatal, sucesor de Capredena y Dipreca.

Opción 2: Sebastián Sichel

Al igual que Gabriel Boric, el candidato del pacto Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, plantea la creación de una Pensión Básica Universal, pero fortaleciendo el sistema actual y avanzar en la postergada reforma de pensiones.

La Pensión Básica Universal de Sichel será financiada “con ingresos generales de la nación, de manera solidaria a través de los impuestos pagados por todos los contribuyentes”. Sin embargo, antes de poner en marcha una pensión básica universal, propone “comenzar por mejorar el actual pilar solidario, incluyendo la Pensión Básica Solidaria (PBS) y el Aporte Previsional Solidario (APS)”.

Sichel sugiere “ampliar la cobertura del pilar solidario desde el 60% al 80% de las personas mayores vulnerables”, aumentar la PBS para quienes nunca han cotizado e incrementar el aporte del Estado “de modo que todas las personas que hayan ahorrado previsionalmente obtengan un APS hasta que su pensión alcance el ingreso mínimo líquido ($270 mil)”.

Además, busca fortalecer el actual sistema de pensiones. Para empezar, pretende aumentar la cotización a cargo del empleador en un 6% y “estudiar un seguro colectivo que permita diversificar riesgos, como por ejemplo de longevidad, intergeneracional y de género, en base a una cotización adicional, el cual será administrado por un Fondo Colectivo Solidario”.

Cuando Sebastián Sichel habla de fortalecer el actual sistema de pensiones, se refiere a aumentar la oferta de administradoras de fondos. El candidato de Chile Podemos Más plantea que cada persona tenga la libertad de elegir el sistema que más le acomode y confíe: uno administrado por el Estado, uno administrado por una institución privada con fines de lucro u otro administrado por una institución privada que sea sin fines de lucro.

Dentro de las novedades que plantea el programa de Sichel es que se pueda disponer de un porcentaje del ahorro provisional (con devolución posterior de los fondos) para adquirir una primera vivienda, utilizar los fondos para gastos de salud catastróficos y “desarrollar un sistema de ajuste gradual de parámetros de retiro para que la edad de jubilación se adapte a los avances en salud y las expectativas de vida”.

Opción 3: Yasna Provoste

Para la candidata de Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste, es urgente realizar una “reforma estructural al sistema de pensiones, que supere la lógica del mercado y avance, de manera clara, hacia un verdadero sistema de Seguridad Social”, planteando “un sistema de pensiones público, solidario y con ahorro colectivo” que asegure una jubilación digna, sin discriminación por género, y que trabaje por el bienestar de esta y las futuras generaciones.

Al igual que sus antecesores contendores, Provoste propone una pensión básica solidaria que sea equivalente a la línea de la pobreza y que se incremente progresivamente en el tiempo. También, aumentará a entre un 6% y un 8% las cotizaciones a cargo del empleador, y se estimulará el “ahorro previsional voluntario para los trabajadores de clase media, eliminando los incentivos a depósitos convenidos, que hoy benefician principalmente a ahorrantes de altos ingresos”.

Provoste plantea crear un nuevo sistema de seguridad social público “que contará con un gobierno corporativo colegiado, altamente calificado, que goce de la debida autonomía institucional, con una duración que esté desacoplada del ciclo político y sujetos a un robusto régimen de transparencia y prevención de conflictos de intereses”.

No+ Afp edad de jubilación
Protesta contra las AFP en 2016. FELVALEN

Algo que pone importante énfasis el programa de Provoste es asegurar la equidad de género en el sistema de pensiones, donde se garantice que a una misma edad, hombres y mujeres se puedan jubilar con la misma pensión. Asimismo, todas las inversiones, en materia de pensiones, deberán ser reorientadas hacia un desarrollo inclusivo y sostenible, proponiendo “alinear la inversión de los fondos de pensiones (…) en busca de generar rentabilidad con beneficios positivos para la comunidad y el medioambiente”.

Opción 4: José Antonio Kast

“Jubilar con Dignidad” es lo que propone el candidato del Partido Republicano, José Antonio Kast, quien es respaldado por el Partido Conservador Cristiano, aclarando en sus primeras líneas que “por medio del trabajo y el esfuerzo es que el individuo se potencia y progresa, tanto espiritual como materialmente”.

No tan alejado de las propuestas de Boric, Sichel y Provoste, Kast propone crear una pensión básica universal o, en su defecto, subir el pilar solidario actual, que debería ser asumido en un 100% por el Estado y con cargo al presupuesto nacional. La diferencia la marca al rechazar el aumento de cotizaciones por parte del empleador, ya que “desincentiva el empleo”, pues “un impuesto al trabajo, lejos de ser una herramienta solidaria, es una carga regresiva”.

En su propuesta, Kast plantea como medida para mejorar las actuales pensiones de jubiladas y jubilados que quienes posean una vivienda propia puedan complementar sus pensiones “apalancándolas con las viviendas e inmuebles” desde el décimo año de jubilación, o sea, hipotecar sus hogares. “Un sistema eficiente del tipo hipoteca revertida o una línea de crédito con garantía hipotecaria, si el jubilado prefiere dejar en herencia dicho bien raíz”.

Además, propone que quienes tengan menos de 5 años de cotizaciones al momento de jubilarse puedan retirar el 100% de sus ahorros previsionales, como también que el APV (Ahorro Previsional Voluntario) sea obligatorio, lo que significa que todas las personas que ingresen al sistema de pensiones, automáticamente queden inscritas en el APV, con la opción posterior de desistir de dicha cuenta.

Con el propósito de garantizar mejores pensiones, Kast plantea realizar un depósito directo al 20% más vulnerable de los niños de nuestro país, de $1 millón en sus cuentas de APV “sin posibilidad de retiro hasta la jubilación”, junto con crear incentivos para que niñas, niños y adolescentes ahorren en sus cuentas previsionales con ayuda de sus padres.

Entre las novedades que propone Kast, están que se permita utilizar el ahorro voluntario para dar pie a una vivienda –al igual que Sichel–, que el seguro de desempleo cubra las cotizaciones para que no existan lagunas, y que las cartolas sean mensuales –no trimestrales– con información más clara, simple y accesible a todos.

En materia de género, José Antonio Kast propone igualar la edad de jubilación. De manera escalonada y anualmente, se incrementará en un año la edad de jubilación de las mujeres hasta llegar a 65 años. Así, propone que en 2022 la edad de jubilación sea de 61 años, en 2023 de 62 años y así sucesivamente. Esta medida es para que no exista más “discriminación entre hombres y mujeres”, sostiene el programa.

Opción 5: Eduardo Artés

El programa del candidato del Partido Unión Patriótica (UPA), Eduardo Artés, que se llama 40 medidas del gobierno patriótico y popular, es muy escueto en tema de pensiones y ahorro provisional, pues solo en su medida número 22 se refiere a este tema y solo en 7 líneas.

En el documento propone crear un nuevo sistema y velar por los derechos de las personas de la tercera edad. “Se dará fin al actual sistema de pensiones, las AFPs, y se elaborará uno nuevo estatal, solidario y sin fines de lucro. Se elaborarán planes sociales orientados a dignificar la vida de quienes entregaron una vida entera al trabajo y a la familia”.

A pesar de no existir una propuesta profunda en esta materia, el candidato de UPA ha manifestado su descontento en variadas ocasiones por el actual sistema de pensiones y las AFP.

Justamente en el debate del 22 de septiembre, realizado por Chilevisión y CNN Chile, Artés cuestionó el balance positivo que hizo el candidato republicano sobre al actual sistema y su apoyo a las AFP: “Lo que dice Kast es impresentable, porque indiscutiblemente las empresas administradoras de fondos de pensiones han hecho una cantidad de fraude y de negocio donde siempre tienen las ganancias, y las pérdidas las tenemos los trabajadores. Es un sistema fracasado porque la mayoría saca menos de 150 mil pesos”.

Sobre la duda de qué pasará con los fondos previsionales en este nuevo sistema de pensiones que propone crear Artés, él ha asegurado en varias instancias y tal como lo reafirmó en el debate presidencial de Archi: “Puedo dar garantía absoluta que los ahorros en las cuentas de ahorro previsional no se van a tocar por parte del Gobierno”.

Opción 6: Marco Enríquez-Ominami

El candidato del Partido Progresista (PRO), Marco Enríquez-Ominami, quien por cuarta vez se postula a La Moneda, también plantea eliminar el actual sistema de pensiones y crear un Sistema Nacional de Seguridad Social, el cual tenga como eje central “garantizar una pensión suficiente para una vida digna a toda la población de adultos mayores”.

Enríquez-Ominami propone un sistema de seguridad social que cumpla con cuatro criterios básicos. El primero es que en este sistema “todas y todos deben estar cubiertos y recibir una prestación”; segundo, que este “debe ser suficiente y adecuado para cubrir las necesidades básicas para una vida digna”; tercero, que el sistema sea “sostenible puesto que debe proyectarse en el tiempo tanto financiera como socialmente”; y cuarto, la solidaridad donde “todas y todos participemos en el sistema y nos protegemos los unos a los otros”.

Sobre el cuarto criterio, el candidato del PRO plantea que cuando habla de solidaridad se refiere a la “solidaridad intergeneracional (nosotros los activos ayudamos a los que están pensionándose ahora) y la solidaridad intrageneracional (los más beneficiados ayudamos a los más desfavorecidos)”, además del apoyo entre los distintos actores que participan en este sistema: empleadores, Estado y trabajadores.

Para lograr poner en marcha el sistema de seguridad social, Enríquez-Ominami propone establecer un Sistema Mixto Multipilar, con un componente no contributivo, un componente solidario y un componente complementario.

“El primer componente es un piso de protección social no contributivo y que se financia con rentas generales del Estado (…) Es un beneficio social universal fijo”, expresa el programa. El segundo componente se trata de un mecanismo de reparto con incentivos por reportar, identificar, participar y aportar al sistema de seguridad social: “si contribuyo un año tengo un 2,5 % de mi sueldo final; si contribuí 20 años, tengo 50% y si contribuí 40 años, un 80%, y así va aumentando”.

El tercer componente (complementario) es un sistema de ahorro voluntario para los que quieran aumentar sus pensiones. En este lugar es donde Enríquez-Ominami plantea que podría existir un espacio para el funcionamiento de las actuales AFP o, en su defecto, para “administradoras generadas por entidades gremiales o de profesionales”.

Opción 7: Franco Parisi

El candidato del Partido de la Gente (PDG), Franco Parisi, sostiene en su programa que reemplazar a las AFP hoy es imposible, justificando con que “los Fondos de pensiones no son una mala opción”, sino que sólo falta control sobre ellos.

A nivel financiero, Parisi plantea cambiar el sistema de inversiones que tienen las actuales AFP, pasando de ser una institución social de las entidades a una que preste dinero. Algo así, como funcionan los bancos, imponiendo tasas a quienes le pasan dineros, siendo principalmente privilegidas las empresas chilenas, para que “los dineros se mantengan en empresas que rentan utilidades (…) evitando movimientos especulativos de los intangibles, es decir de las acciones”.

También, propone quitar el artículo 13 de la Ley 19.728, eliminando “el descuento del 1,6% por aporte del empleador del seguro de cesantía por la causal de necesidades de la empresa” –descuento en la indemnización por despido al que puede acceder en ocasiones el empleador–, ya que precisamente ese dinero “busca dar un apoyo económico al trabajador en un momento que genera un impacto importante en la economía de este”.

El candidato del PDG es el único que propone modificaciones a las pensiones por invalidez y sobrevivencia. En este sentido, plantea aumentarlas de un 70% a un 80% del ingreso base, en caso de fallecimiento o invalidez total, y aumentarla de un 50% a un 60% de ingreso base, en caso de invalidez parcial. Asimismo, en el caso del fallecimiento del cónyuge, la viuda recibirá el 100% de los fondos de su marido si es que no posee jubilación, o el mismo pago que su marido en caso que posea ahorros previsionales.

Sobre el Fondo E, que hoy es el que se ha visto impactado con mayores pérdidas, Parisi propone que este nunca manifieste pérdidas, a fin de “otorgar un fondo de refugio con una disminución tendiente a cero de los riesgos de pérdida”. Y al igual que Kast y Sichel, propone realizar un autopréstamo desde los fondos de pensiones para dar el pie de una vivienda, a la primera vivienda.

Ahora que has terminado de leer, queremos contarte que te necesitamos.

Contracarga es un proyecto que a pesar de tener pocos meses de vida, cuenta con decenas de miles de visitantes cada mes, chilenos que leen artículos explicativos, de análisis y de opinión sobre los conflictos más importantes de nuestros tiempos. Decenas de ellos han aportado para que sigamos haciendo periodismo independiente. Queremos seguir así, sin ataduras políticas ni comerciales, sin temor ni medias tintas, publicando las noticias que importan.

Creemos que nuestro mensaje debe expandirse a la mayor cantidad de personas, porque es importante que se entiendan los conflictos de nuestra era. También porque tenemos la convicción de que aportamos una perspectiva nueva, que busca la mayor objetividad posible, pero a diferencia del resto reconocemos que tenemos principios, como la lucha contra la desigualdad y por la justicia social, como nuestra convicción de que las mujeres deben decidir sobre sus cuerpos, y también nuestro compromiso en el combate contra el cambio climático.

Sin ti, todo lo que hemos construido corre riesgo. Te necesitamos. Hazte miembro por tan sólo 3 mil pesos al mes, ayúdanos a seguir adelante, y además podrás acceder a beneficios como un newsletter exclusivo con un resumen semanal de noticias, información anticipada sobre lo que publicaremos, charlas con el equipo, sorteos de libros y más. Gracias.