Haciendo Memoria: ¿Por qué destituyeron a Provoste de ministra y qué pasó con los millones perdidos?

En 2008, la ahora presidenta del Senado y candidata presidencial fue destituida como ministra de Educación por el Congreso e inhabilitada por cinco años de ocupar cargos públicos. A 13 años del Caso Subvenciones, ¿qué ha pasado hasta ahora?

,
Contactar al autor


Contactar al autor

Compartir artículo en:
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

A pocos minutos de la una de la tarde de este viernes y desde la Plaza de Armas de Vallenar, la presidenta del Senado y militante de la Democracia Cristiana (DC), Yasna Provoste, dijo “Sí, acepto” al desafío de iniciar una candidatura presidencial y competir, por el pacto Unidad Constituyente, con Paula Narváez (PS) para llegar a La Moneda.

Desde ese momento, la ciudad atacameña se sumió en la ovación. Sus habitantes, a viva voz, arengaban “se siente, se siente, Yasna presidente”, y hasta la Iglesia de San Ambrosio, a espaldas de la candidata, celebraba la noticia con campanadas infinitas que sonaban una y otra vez.

Una verdadera fiesta en Vallenar: la comuna que vio crecer a Yasna Provoste, que la vio enamorarse y casarse, la misma que también vio crecer a sus hijos y la que hoy es testigo de su camino al sillón presidencial.

Desde los 14 años que milita en la Democracia Cristiana, comenzando su carrera política desde muy joven. Ya a los 26, el presidente Eduardo Frei la nombró como directora regional del Servicio Nacional de la Mujer de Atacama, y al año siguiente la designó como la primera mujer gobernadora de la provincia de Huasco.

En el Gobierno de Ricardo Lagos, asume como la primera mujer intendenta de la región de Atacama, luego como ministra del Mideplan (hoy Desarrollo Social), para en el 2006 tomar el importante desafío de ser ministra de Educación en medio de la “Revolución Pingüina”.

En 2014 fue electa como diputada por el distrito Nº6 con el 43,91% de los sufragios, sumando más votos que todos sus rivales juntos, y en las elecciones parlamentarias de 2017 logra la primera mayoría nacional, con 32,25% de los sufragios, asumiendo el 11 de marzo de 2018 como senadora por la región de Atacama.

También fue la primera ministra de Estado destituida de su cargo desde el retorno a la democracia, luego de enfrentar una acusación constitucional por el Caso Subvenciones, en donde Contraloría detectó irregularidades financieras que superaban los 262 mil millones de pesos, algo así como 600 millones de dólares de la época.

Yasna Provoste estuvo en Canadá, luego de ser inhabilitada como ministra, siendo imposibilitada de asumir cargos públicos durante los próximos cinco años desde 2008.

A 13 años del Caso Subvenciones, ¿qué pasó con toda esa cantidad de plata? ¿Se logró dilucidar hacia dónde se fue? ¿Hubo culpables? Estamos Haciendo Memoria en Contracarga.

La primera destituida del retorno a la democracia

Luego de ocho horas de discusión en la Cámara Alta, el 16 de abril de 2008, la entonces ministra de Educación, Yasna Provoste fue destituida de su cargo por 20 votos a favor y 18 en contra.

El juicio político, liderado por 10 diputados del pacto Alianza por Chile, determinó que la ministra, en su calidad de autoridad, no corrigió “las graves infracciones e irregularidades cometidas por la Secretaría Regional Ministerial de la Región Metropolitana, en materia de recursos públicos”, pues durante 18 meses “no dio ejecución a la ley para ejercer el control y la fiscalización, debidos y oportunos, para poner fin a ellos y corregir las irregularidades cometidas”.

Pero, ¿a qué irregularidades se refiere la acusación?

En enero de 2006, la Contraloría General de la República (CGR) inició un sumario a las subvenciones escolares que realizaba la Seremi Metropolitana de Educación, advirtiendo al mes siguiente que existían desórdenes administrativos en la asignación de esos dineros y, también, que había 166 mil matriculas duplicadas con su respectiva duplicación de subvenciones.

En septiembre de 2007, el Mineduc entregó a la Contraloría las conciliaciones bancarias del 2006 y parte del 2007. Esto es el cruce del registro contable (los hechos económicos cronológicos declarados en los libros de contabilidad) y el registro bancario (el dinero que entra y sale de la cuenta del banco).

A dos años de iniciar el sumario, la Contraloría presentó un primer informe, señalando que los montos no aclarados entre 2004 y 2006 en la Seremi Metropolitana de Educación superaban los $262 mil millones, unos 600 millones de dólares de la época. Provoste había asumido en julio de 2006 el cargo de ministra de Educación.

Provoste candidata
Anuncio de Yasna Provoste de candidatura presidencial. TWITTER

En el documento, la Contraloría pide la destitución del entonces Seremi de Educación de la región Metropolitana, Alejandro Traverso. Sin embargo, Yasna Provoste sólo lo suspendió por dos meses y le ordenó una multa de la disminución del 50% de su sueldo.

Adicionalmente, Provoste le manifestó a Contraloría que como ministerio ya habían aclarado el monto en septiembre de 2007 con la conciliación bancaria, pero el contralor, Ramiro Mendoza, rebatió la afirmación de la entonces ministra y afirmó que sobre ese tema aún no se emitía un informe al respecto.

Debido a todo lo anterior, los diputados de la Alianza por Chile, Germán Becker (RN), Mario Bertolino (RN), Enrique Estay (UDI), René García (RN), José Antonio Kast (UDI), Rosauro Martínez (RN), Juan Masferrer (UDI), Iván Moreira (UDI), Darío Paya (UDI) y Alfonso Vargas (RN) ingresaron una acusación constitucional en contra de la ministra.

«Vivíamos en un departamento pequeño, lo que podíamos pagar. Mis niños compartían pieza, dormían en un camarote. Yo le decía a mi marido que era como un reality.»

— Yasna Provoste en una entrevista a Canal 13 sobre su vida en Canadá después de haber sido destituida por el Congreso.

Según los parlamentarios, se habían vulnerado las disposiciones legales de “los artículos 3º, 5º, 7º, 11º, 22º y 23º del Decreto con Fuerza de Ley Nº 1, de 2001, que fijó el texto de la Ley Nº 18.575; el artículo 64º letra a) de la Ley 18.834; y los artículos 2º letra f), 4º y 14º de la Ley número 18.956, que reestructuró el Ministerio de Educación”.

Lo demás es historia. Yasna Provoste fue la primera ministra de Estado destituida desde la Unidad Popular. En 2009 se fue a vivir a Gatineau, un pueblo al norte de Ottawa, en Canadá, junto a su familia, escapando del asedio político y mediático.

“Vivíamos en un departamento pequeño, lo que podíamos pagar. Mis niños compartían pieza, dormían en un camarote. Yo le decía a mi marido que era como un reality”, contó la actual presidenta del Senado en una entrevista a Canal 13.

Volvió a Chile en 2010 para postularse a la presidencia de su partido, pero perdió las internas. Tres años después, y al finalizar su inhabilitación, Yasna Provoste gana las elecciones parlamentarias como diputada.

“Tengo fuerza para rato y mucho por hacer. Quisieron sacarme y aquí estoy de vuelta”, dijo mientras hacía campaña por llegar a la Cámara Baja en 2013.

¿Y qué pasó con los millones?

En septiembre de 2008, la Contraloría emitió el informe de seguimiento sobre el informe final Nº 63 del Caso Subvenciones, relativo a la documentación entregada por el Ministerio de Educación, respecto de las conciliaciones bancarias de los años 2004, 2005 y 2006 de la Seremi de Educación de la Región Metropolitana y que el Mineduc había facilitado el año anterior.

Según el documento, entregado a la exministra de Educación y sucesora de Provoste en la cartera, Mónica Jiménez de la Jara, la información entregada por el Mineduc en septiembre de 2007 a Contraloría “no reviste las características propias de una conciliación bancaria”, aclarando que las cifras entregadas corresponden “en consecuencia, sólo a cruces de información, resultando de ello simples cuadraturas de cifras mensuales”.

El texto concluye que “no se han podido conciliar plenamente las cuatro cuentas corrientes bancarias, por los períodos a que se refiere el Informe 63F”, y agrega que a la fecha de emisión del informe, la Contraloría “se encuentra desarrollando una auditoría a las subvenciones por el período 2004-2006, para lo cual se realizan pruebas y examinan muestras aleatorias de los antecedentes entregados, y de los que se requieran durante el transcurso de la misma”.

El informe de las subvenciones irregulares llegó un año después. El 14 de mayo de 2009, la Contraloría manifestó que “el Ministerio de Educación no entregó la totalidad de la información solicitada por este Organismo de Control”.

Sin embargo, la nula colaboración de la cartera de Educación en este caso no fue lo más grave. El mismo documento expone que “en la revisión efectuada a las imágenes de los cheques que proporcionó tanto el Mineduc como el BancoEstado, se determinaron giros de fondos por M$291.752.077 (doscientos noventa y un mil millones 752 mil 077 pesos) de los cuales, al término de la fiscalización, se desconoce el destino de estos recursos”.

“Hicimos todo lo que era humanamente posible hacer. El ministerio lo hizo bien”, expresó en una entrevista la ministra Jiménez de la Jara, luego del informe de Contraloría en 2009, agregando que “el ministerio se compromete a seguir colaborando activamente con la Contraloría, prestándole toda la información que sea necesaria”.

Hasta ahora, los únicos condenados por el Caso Subvenciones han sido Franka Grez, sus hermanos Edmundo y Juan, Horacio Escobedo y su esposa Gladys Audala.

Simulando pagos por subvenciones escolares, Franka Grez, exfuncionaria del Departamento de Finanzas de la Seremi Metropolitana de Educación, se apropió de 19 cheques por el monto de $310 millones, repartiendo los cheques entre sus hermanos, Escobedo y Audala.

Franka Grez fue condenada a 11 años de cárcel por malversación de caudales públicos, mientras que sus hermanos fueron condenados a 61 días de pena remitida y al pago de una multa de 50 UTM por lavado de dinero. Por su parte, el matrimonio compuesto por Horacio Escobedo y Gladys Audala fue condenado a 6 y 7 años, respectivamente, por apropiación indebida.

A la fecha, no se sabe nada de los más de 200 mil millones de pesos que se perdieron entre 2004 y 2006, ni tampoco por qué el Mineduc no quiso entregar información veraz sobre su conciliación bancaria.

Hoy, quien fue destituida de su cargo como responsable política de la irregularidad financiera y del desconocido destino de estos dineros, se presenta a candidata presidencial.

Compartir artículo en:
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp