La caída de Sichel explicada

El destape de su pasado lobbista, el financiamiento de empresarios del gas actualmente y por parte de pesqueras en el pasado, con emisión de boletas falsas, ha removido al candidato de los primeros lugares. ¿Podrá pasar a segunda vuelta?

Contactar al autor

Compartir artículo en:
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

Esto me recuerda a la escena de la película Titanic cuando la banda a músicos tocaba su última melodía en un barco ya sin luces e inclinado en pleno naufragio. ¿Se acuerdan? Conscientes de lo que ocurriría, continuaron con la frente en alto. “No abandonamos, pero sabemos que nos hundimos”, confesaban en la coalición oficialista.

A casi un mes de las próximas elecciones presidenciales, Sebastián Sichel sabe, al igual que su entorno político, que su candidatura se derrumba y los números lo confirman. La última encuesta de Activa Research, realizada entre el 12 y el 15 de octubre, dejó al abogado en cuarto lugar bajando más de cinco puntos desde el sondeo anterior.

En términos generales, si las elecciones fueran hoy, un 21,3% de los encuestados asegura votar por Gabriel Boric (Apruebo Dignidad). En segundo lugar, se posiciona José Antonio Kast (Partido Republicano) con un 16,3%, luego Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social) con 13,1%, subiendo más de cinco puntos. Le siguen Sichel con 7,5%, Franco Parisi con 5%, Marco Enríquez-Ominami con 5% y finalmente, Eduardo Artés con 1,6%.

Y sí, se confirma el mal momento que atraviesa su campaña. Lo cierto es que, durante los últimos 20 días, la credibilidad del candidato independiente por Chile Podemos Más se ha ido a pique debido a nuevos descubrimientos: su pasado lobbista en la agencia Burson-Marsteller, los aportes millonarios que ha recibido para su actual campaña de Lipigas y Abastible, financiamiento de pesqueras en una pasada aventura parlamentaria y la emisión de boletas irregulares de familiares y amigos, que hoy lo tienen en conflicto con la Democracia Crisitiana.

Le preguntamos directamente a Marcelo Belmar, académico de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones de la Universidad Central (UCEN), ¿cuál considera que es el pecado que más le complica a Sichel hoy?

“La evidencia incontrarrestable de que su relato estaba poco sustentado en un proyecto y mucho en una novelización de su historia. Mostrándose las grietas de esa historia y las ‘pequeñas’ mentirillas que la hacían atractiva, su liderazgo se vino al suelo”, responde.

Mientras tanto, Sebastián Sichel ya decía hace unos días atrás que “en una campaña hay mejores y peores períodos”. ¿Podrá desestimar las acusaciones que se le incriminan? ¿Volverá a ganarse la confianza del electorado a un mes de las votaciones? ¿Llegará a segunda vuelta?

El pasado lobbista de Sichel

Yasna Provoste tenía razón cuando en pleno debate presidencial interpeló a tu contendor consultándole respecto de su pasado lobbista, el cual negó y negó. Pero fue su propio perfil de LinkedIn el que lo evidenció.

Entre los años 2011 y 2013, el candidato fue director de Asuntos Públicos de la agencia de lobby y relaciones públicas Burson-Marsteller (B-M). En ese entonces no sólo tuvo que defender a Equifax en su intento de evitar que la lista de deudores Dicom fuera ilegal, sino que también tuvo a su cargo Financial Group, que son dueños de la AFP Cuprum, Autopista Central, entre otros. Tras el debate, Sebastián Sichel cambió su ingreso a la agencia para siete meses después.

“El cargo de director de Asuntos Públicos era principalmente el de ser responsable de toda el área de lobby de Burson (…) Sebastián se escondía para hablar por teléfono con personas vinculadas a la cuenta de Equifax durante la tramitación de la ley”, cuenta un ex directivo de la compañía en el portal Interferencia.

Cabe recordar que entre diciembre de 2010 y febrero de 2012 se discutía la ley Dicom en el Congreso, la que un mes después fue aprobada.

Otro antecedente es otra cuenta que llevaba Asuntos Públicos –unidad dirigida por Sichel– de Burson en ese tiempo: Salcobrand. Cuando se destapó la colusión de las tres principales farmacias, Ahumada, Salcobrand y Cruz Verde, en el Congreso se comenzaba a discutir la ley conocida como Fármacos 1 que buscaba garantizar el acceso oportuno a medicamentos de calidad.

Después de cinco años fue promulgada. En ese entonces el ministro de Salud, Jaime Mañalich, señalaba que no había visto en ninguna otra ley un lobby tan impresionante como en la ley de fármacos. Sichel, al ser consultado, respondió que Salcobrand no era su cuenta.

Aportes de Lipigas y Abastible

En el último debate presidencial, la abanderada DC atacó nuevamente al ex ministro: “¿Hiciste lobby por el gas también o no?”, le consultó, lo que generó réplica tras réplica. Finalmente, Sichel respondió: “Fui abogado orgullosamente, si hubiera sido lobbista habría un registro y nunca lo he tenido”.

Reproducir vídeo
Reportaje de CNN/CHV sobre boletas falsas.

El cuestionamiento nace a raíz de que el candidato oficialista es quien encabeza el ranking de los postulantes a La Moneda que han obtenido la mayor cantidad de aportes durante estos meses –Provoste ocupa el segundo lugar con cerca de $440 millones-. La suma actual de Sichel supera los $871 millones, de los cuales $16 millones fueron donados por ejecutivos de las compañías de gas licuado Lipigas y Abastible.

Según el Servel, los aportes corresponden al vicepresidente de Abastible, José Odone ($1 millón), al vicepresidente de Lipigas, Jaime García ($5 millones), y al director de la misma empresa, José Miguel Barros (dos aportes, cada uno de $5 millones). Se había vinculado en un principio al director de Gasco, José Laso Bambach, como aportante a la campaña, pero fue descartado.

La información se dio a conocer días después de que la Fiscalía Nacional Económica diera a conocer su sexto estudio del mercado del gas donde da señales de una posible colusión entre Abastible, Gasco y Lipigas.

«El financiamiento de mi campaña y la rendición de gastos electorales estuvo a cargo del Partido Demócrata Cristiano. Los informes al servicio electoral fueron aceptados sin reparos.»
Sebastián Sichel defendiéndose por boletas ideológicamente falsas.

“Esos aportes son legales. Son aportes de personas individualizadas, por lo que no hay un cuestionamiento al tipo de ingresos. Otro asunto es si es beneficioso para su sector aparecer recibiendo aportes para su campaña por parte de ejecutivos que están siendo investigados por eventual colusión de tarifas del servicio básico del gas”, comenta Belmar.

Boletas irregulares y las pesqueras

Y aquí nos vamos a 2009, cuando el abogado, en ese entonces de nombre Sebastián Iglesias, postulaba a diputado por la DC por el extinto distrito 24 (La Granja y La Reina). Un reportaje de Chilevisión y CNN Chile reveló, 12 años más tarde, cómo se financió dicha campaña política, denunciando que recibió aportes de pesqueras a través de boletas de honorarios, que familiares y amigos habrían emitido por supuestos trabajos.

Los documentos investigados muestran que Sebastián Sichel recibió 12 aportes de empresas pesqueras por casi $30 millones, siete de ellos por $19 millones en boletas fraudulentas, método usado para el financiamiento irregular de la política.

La investigación apunta a que el empresario Luis Felipe Moncada habría ejercido como intermediario entre la campaña y las pesqueras, donde conocidos de Sichel emitían boletas por servicios falsos y así ese dinero se destinaba directamente a la candidatura a parlamentario. Otro nombre que suena es el de Carlos Vial, empresario que, según los documentos, gestionó tres donaciones por $3 millones cada una.

Respecto a quienes emitían boletas a las pesqueras, destaca Cristóbal Acevedo, amigo de la universidad de Sichel y jefe de campaña en 2009. Hasta antes de la emisión del reportaje era coordinador general de su campaña presidencial. Una de las boletas emitidas fue por $3 millones a la empresa de Desarrollo Pesquero de Chile.

Tras dichas acusaciones, el candidato no tardó en responder manifestando que nunca tuvo conocimiento de ninguno de los hechos denunciados y que jamás solicitó ningún aporte: “El financiamiento de mi campaña y la rendición de gastos electorales estuvo a cargo del Partido Demócrata Cristiano. Los informes al servicio electoral fueron aceptados sin reparos”.

Y ahí lanzó la primera piedra. “Denuncio una operación política articulada”, señalaba. Sin embargo, Juan Carlos Latorre, presidente del partido entre 2008 y 2010, le devolvió la piedra inmediatamente.

“Las platas provenientes de pesqueras y que financiaron la campaña a diputado de Sebastián Sichel fueron gestionadas en su integridad por el propio candidato y miembros de su comando de aquella época. La prueba de ello son las boletas de honorarios ideológicamente falsas emitidas por miembros de su comando o amigos del candidato”, recalcó Latorre.

Para Marcelo Belmar, académico de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones de la UCEN, “endosar las culpas ‘al otro’ es una manera de no responder respecto de lo que es importante. ¿Cómo es posible que el candidato, quien valida su propia rendición, desconozca que su principal colaborador en esa campaña y hasta ahora, es decir hace 12 años, cometió una ilícito para recibir aportes? Resulta muy poco verosímil”.

¿Podrá repuntar Sichel y pasar a segunda vuelta?

“Lo más grave es no haber asumido la responsabilidad e intentar enlodar a otros. Su biografía se ha develado llena de opacidades, completamente contradictorias con el discurso pontificador contra la política, los políticos y sus partidos”, agrega Belmar.

Y es que Sichel sabe que su identidad se ha visto gravemente afectada con los hechos anteriormente expuestos, además de su posición en contra del cuarto retiro de los fondos de pensiones –presionando incluso a diputados de su sector para que votaran en contra– y haber tenido que admitir públicamente que él había realizado retiros.

Teniendo en cuenta la baja del apoyo ciudadano reflejado en las encuestas, ¿existe alguna posibilidad de que el candidato oficialista pase a segunda vuelta?

“Hoy, a poco más de 30 días de la elección, parece altamente improbable que él pueda pasar a segunda vuelta. Si a un candidato se le desmorona su respaldo a un tercio de lo que marcaba pocas semanas atrás, sólo una conjugación inimaginable podría hacerlo recuperarse. Cuando la credibilidad se viene abajo, no hay posibilidad de volver a remontar en el corto plazo”, manifiesta Belmar.

Por esta misma razón, el candidato presidencial buscó el respaldo de Chile Podemos Más e inauguró un nuevo equipo político como su última carta para repuntar en la carrera a La Moneda. Así, Sichel busca asegurar gobernabilidad enfocando el trabajo territorial como clave a semanas de las elecciones.

“Hoy, hay tres candidatos en disputa en un escenario de segunda vuelta: Boric, Kast y Provoste. En ese tridente se definen los finalistas y sus altibajos concentrarán todo el foco de atención. Si bien Boric tiene la primera oportunidad de pasar a segunda vuelta, cualquiera de los tres puede quedar fuera”, concluye el académico UCEN.

Ahora que has terminado de leer, queremos contarte que te necesitamos.

Contracarga es un proyecto que a pesar de tener pocos meses de vida, cuenta con decenas de miles de visitantes cada mes, chilenos que leen artículos explicativos, de análisis y de opinión sobre los conflictos más importantes de nuestros tiempos. Decenas de ellos han aportado para que sigamos haciendo periodismo independiente. Queremos seguir así, sin ataduras políticas ni comerciales, sin temor ni medias tintas, publicando las noticias que importan.

Creemos que nuestro mensaje debe expandirse a la mayor cantidad de personas, porque es importante que se entiendan los conflictos de nuestra era. También porque tenemos la convicción de que aportamos una perspectiva nueva, que busca la mayor objetividad posible, pero a diferencia del resto reconocemos que tenemos principios, como la lucha contra la desigualdad y por la justicia social, como nuestra convicción de que las mujeres deben decidir sobre sus cuerpos, y también nuestro compromiso en el combate contra el cambio climático.

Sin ti, todo lo que hemos construido corre riesgo. Te necesitamos. Hazte miembro por tan sólo 3 mil pesos al mes, ayúdanos a seguir adelante, y además podrás acceder a beneficios como un newsletter exclusivo con un resumen semanal de noticias, información anticipada sobre lo que publicaremos, charlas con el equipo, sorteos de libros y más. Gracias.