¿Qué está pasando en Transbank? Los detalles sobre el proceso de negociación y la inédita huelga

El Gobierno la declaró como “empresa estratégica”, pero la Dirección del Trabajo definió que el sindicato sí podía irse a huelga. Con el inicio de la paralización este miércoles, quedan dudas de lo que podría ocurrir con los servicios.


Contactar al autor

Compartir artículo en:
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

El reloj marcaba las 12:45 horas del viernes 3 de septiembre y el hashtag #Transbank en Twitter se posicionaba en el primer lugar tras el estallido de reclamos y comentarios de miles de usuarios que se quejaban por la caída del sistema, reportando cajeros y sistemas de pago electrónico completamente inhabilitados.

La reacción fue proporcional al control de la empresa sobre las ventas. Según cifras publicadas en el Banco Central, en 2020 Transbank representó a un 93% de los pagos realizados con tarjeta de crédito y débito.

Aunque los trabajadores aclararon que todavía no comenzaba la huelga y que por tanto no había relación entre la disputa entre el sindicato y la empresa con los problemas, las fallas hicieron que los usuarios comenzaran a preguntar sobre el proceso, sobre todo por la posibilidad de que ante la baja de personal las fallas como las del viernes se repitan.

La huelga inicia este miércoles, ¿cómo llegaron a este punto los trabajadores de Transbank? ¿Qué es lo que exigen? Este conflicto explicado, a continuación.

La inédita huelga de Transbank

El 30 de agosto fue un día clave para los cientos de trabajadores de la empresa Transbank. “Por primera vez en toda su historia, con un 96% de las preferencias, los trabajadores de Transbank votaron a favor de una huelga legal. Esperamos que con esto Transbank y sus dueños (los bancos) acepten finalmente negociar con sus trabajadores”, tuiteaba el sindicato.

Así, el único sindicato –que tendría más del 70% de afiliación– decidió votar a favor de la huelga, rechazando la oferta de la empresa, que apuntaba a mantener el actual convenio.

Eduardo Pérez, presidente del sindicato de Transbank, explicaba que entre las principales disputas estaba que se escrituraran beneficios que ya están establecidos para los trabajadores, y que además se agregaran algunos, incluyendo que se pague indemnización sin tope ante despidos y tres cupos para personas que quieran renunciar voluntariamente, de acuerdo a La Tercera.

Dos días más tarde, el Ministerio de Economía publicó una norma general en el Diario Oficial que identifica las empresas cuyos empleados no pueden ejercer el derecho a huelga, esto conforme a lo definido en el artículo 362 del Código del Trabajo, por prestar servicios esenciales a la población.

Pero  Transbank no fue la única en el listado. Se incorporaron un total de 76 compañías donde también estaban Aguas Andinas y el Banco Central. Lo que sí llama la atención es que, hasta la fecha, no se había considerado nunca la empresa de pagos electrónicos como “estratégica”.

“Una eventual paralización de sus servicios puede impactar de forma negativa y relevante el funcionamiento de la cadena de pagos y del sistema de pagos de bajo valor, afectando a consumidores, comercios afiliados y emisores de tarjetas, repercutiendo por tanto en la economía nacional. En base a lo razonado, su solicitud será acogida en la presente resolución”, se justificaba en el listado.

Tuit del sindicato después de la caída del servicio este viernes.

En otras palabras, el documento explicitaba que “sus trabajadores no podrán ejercer el derecho a huelga por el plazo de dos años contados desde la notificación del presente acto”.

Ante este escenario, Eduardo Pérez aseguraba que no les sorprendía que, en el Chile actual, que busca equidad e igualdad, todavía existan estos lobbys tan potentes, al punto que se demostró que la industria de la banca al parecer logró articular las fichas para que la empresa se convirtiera en esencial cuando jamás lo ha sido.

“Empresas como Enel incluso fueron rechazadas de este listado, y eso nos parece al menos sospechoso. Lo mismo respecto al tema de que incluso la misma Dirección del Trabajo haya postergado la mediación casi coincidentemente con la espera de que saliera esta publicación del Diario Oficial”, señalaba, haciendo hincapié en que la DT les dio fecha para el próximo lunes, una semana más tarde de lo solicitado.

«Ellos siempre declaran que hay voluntad. Nosotros del día uno hemos tratado de negociar con ellos, y no han evidenciado voluntad, porque ni siquiera leyeron nuestro convenio colectivo, rechazaron muchas cosas que son gratis.»

— Eduardo Pérez, presidente del sindicato de Transbank.

La presidenta de la CUT Chile, Silvia Silva, salió rápidamente en su defensa. “La Central quiere acompañar a todos los sindicatos afectados para impedir que se sigan vulnerando principios esenciales de las relaciones laborales, en el afán de proteger las utilidades de las grandes empresas”.

Agregó que “esta grave violación de derechos de trabajadoras y trabajadores queda particularmente de manifiesto cuando se incluye a Transbank, cuyo sindicato ya había votado la huelga, al impedir el ejercicio de las herramientas esenciales para enfrentar una negociación colectiva”.

De todas formas, Pérez aseguraba que continuarían con el proceso como estaba pensado, mientras Transbank se defendía con dientes y uñas.

“La autoridad informó la declaración de Transbank como empresa estratégica, solicitud que la compañía había realizado en mayo del presente año en un contexto de creciente aumento del uso de tarjetas de pago, presencial y por internet, particularmente en contexto de pandemia, en el cual los pagos digitales por parte de los chilenos han mostrado una importante aceleración”, aseguraban desde a empresa.

Seguían comentando que la compañía mantenía las puertas abiertas para alcanzar un acuerdo satisfactorio para todas las partes y que su foco estaba en las personas, en su calidad de vida laboral.

Pero a Pérez no le hizo ninguna gracia y respondió que “ellos siempre declaran que hay voluntad. Nosotros del día uno hemos tratado de negociar con ellos, y no han evidenciado voluntad, porque ni siquiera leyeron nuestro convenio colectivo, rechazaron muchas cosas que son gratis”.

Quien tuvo la última palabra fue la Dirección del Trabajo. Sólo 24 horas después de la polémica decisión del Gobierno, anunciaba que en esta negociación colectiva los trabajadores de Transbank sí tenían derecho a huelga, pese a ser definida como una “empresa estratégica” por el Gobierno.

“Lo anterior por cuanto la mencionada negociación colectiva entre las partes, actualmente en desarrollo, se dio inicio con fecha de 02.07.2021 mediante la presentación a la referida empresa por parte del aludido sindicato del proyecto de contrato colectivo”, señalaba.

Continúa: “Luego, con fecha 30.08.2021, la mencionada entidad sindical votó la huelga, oportunidad en donde esta resultó aprobada por cumplir con el quórum legalmente exigido. Dada la declaración de huelga en cuestión, en esa misma jornada el señalado sindicato solicitó a la presente Dirección Regional la mediación obligatoria dispuesta en el artículo 351 del código laboral, la cual se desarrollará dentro de los plazos legales”.

Bajo esos argumentos, las medidas tomadas por el Gobierno no son aplicables a esta negociación, iniciada con anterioridad a la publicación del Diario Oficial.

Tras esto, Transbank presentó un recurso jerárquico en la misma DT para revertir la decisión, además de un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Santiago. En ambos casos todavía no hay resoluciones.

Caída de servicio y huelga a partir del miércoles 8 de septiembre

Después de las caídas de los servicios el viernes 3 de septiembre, los trabajadores de Transbank afirmaron a través de Twitter que la situación no tenía “relación alguna con el actual proceso de negociación colectiva” y que recién el miércoles podría hacerse efectiva la huelga, de acuerdo a la Dirección del Trabajo.

“Los trabajadores de Transbank siguen dando lo mejor de sí, como siempre lo han hecho”, comentaron.

Más tarde, volvieron a tuitear: “Producto de la resolución de la DT que nos mantiene el derecho a huelga (para esta negociación) por primera vez en 2 meses #transbank aceptó comenzar a negociar. Esperamos, de corazón, que esto se traduzca en un acuerdo exitoso #PorElDerechoANegociar“.

Sin embargo, las negociaciones no llegaron a buen puerto. “Directorio de TRANSBANK cierra la puerta a un eventual acuerdo. Comenzamos desde ya a preparar la huelga, que se haría efectiva este miércoles 08 de septiembre”, tuitearon el lunes.

“Actualmente, y según la información que entrega la misma empresa, en promedio realizamos 5 horas adicionales a nuestro horario nominal, el que no es remunerado, pues tenemos liberación de jornada (artículo 22 inciso segundo), lo cual impugnaremos durante esta semana, pues el artículo está pensado para gerencias y personal con facultades de administración, no para explotar a personal con supervisión inmediata, pues en la práctica, estamos trabajando de 9 a 23 horas, todos los días, e incluso fines de semana”, declaró Pérez a BioBioChile.

En Transbank han manifestado que en 2020 tuvieron perdidas de $16.600 millones y de $20.444 millones en el primer semestre, por lo que no pueden acceder a las demandas. Actualmente, el esquema tarifario de la empresa está siendo revisado en una causa del Tribunal de la Libre Competencia y no se puede cambiar hasta que este se pronuncie.

Con todo esto, queda planteada duda de si la empresa podrá mantener sus servicios. Transbank posee más de 700 empleados en total y con sólo el 20% se lograría mantener los servicios mínimos fijados por la empresa, que incluyen la continuación de pagos electrónicos completamente normal.

De acuerdo BioBioChile, Eduardo Pérez aseguró que los riesgos en los primeros días serían bajos porque están fijados los servicios mínimos a mantener, como Redcompra y Webpay, y los dispositivos para pagar tendrían asegurada la operación. ¿Qué va a ocurrir una vez que pasen esos primeros días? ¿Se mantendrían los servicios mínimos? No está claro.

Compartir artículo en:
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp